Parece que los jóvenes de ahora son poco reivindicativos, poco solidarios y con un ego desbordado. No creo que debamos generalizar ni etiquetar a toda una generación, pero es verdad que muchos padres no saben dónde ni en qué momento fallaron en la educación de sus hijos.

Si ustedes, queridos lectores, son padres incipientes y quieren hacer las cosas bien, deben tener en cuenta estos dos aspectos:

 

Si te ha gustado ¡Compártelo en tus redes!