Podemos pensar que cuando nos enamoramos de alguien y somos correspondidos ya hemos conseguido lo más difícil: encontrar ese ser tan especial que nos acompañará el resto de nuestra vida. Pero, queridos lectores… deberíamos conocer algunos aspectos de nuestra pareja, de sus opiniones y objetivos de futuro, proyectos básicos para que la relación funcione y sea estable en el tiempo.

Por ejemplo, un aspecto fundamental cuando dos personas se enamoran es saber si ambos desean ser padres. Esta pregunta debe hacerse al comienzo de la relación, cuando ambos ven que la misma tiene proyección, ya que, si uno quiere y el otro no, este hecho va a ser seguro motivo de disputa e incluso ruptura en el futuro.

 

Si te ha gustado ¡Compártelo en tus redes!