En una pareja que no discute nunca es muy probable que uno de los dos esté reprimiendo sus ideas u opiniones, bien por temor a crear conflictos y no saber solucionarlos correctamente, bien por presión de la otra persona.

Reglas para que una discusión no se nos vaya de las manos

 

Si te ha gustado ¡Compártelo en tus redes!