El ‘síndrome de la cabaña’ se empezó a estudiar a través de los cambios comportamentales que afectaban a las personas que pasaban largos periodos de tiempo confinadas en un mismo lugar y en soledad, por ejemplo, en profesiones como la de fareros (antes de que los faros se automatizaran) o astronautas.

En España han aumentado los casos a partir de la pandemia, con gran cantidad de personas que se relacionan lo justo físicamente con el entorno, manteniéndose la mayor parte del tiempo en la seguridad de su hogar.

Si te ha gustado ¡Compártelo en tus redes!